Fecha: 04 de octubre de 2019.

 

La Secretaría Ejecutiva de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados (CIBIOGEM), en su calidad de Punto Focal Nacional del Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología, presentó el 1 de octubre de 2019 el Cuarto Informe Nacional sobre la Implementación de dicho Protocolo en México, a través del Centro de Intercambio de Información sobre Seguridad de la Biotecnología (CIISB). 

La presentación de este Informe tiene por objeto evaluar la eficacia en la implementación del Protocolo en nuestro país, a través de la aplicación de la normatividad nacional en materia de bioseguridad. El Cuarto Informe se realizó con fundamento en el artículo 33 del Protocolo de Cartagena, “Vigilancia y Presentación de Informes”, en cumplimiento de la decisión CP-9/5 adoptada en la Novena Reunión de la Conferencia de las Partes del Convenio sobre Diversidad Biológica que actúa como Reunión de las Partes del Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología (COP-MOP/9), y en respuesta a las notificaciones 2019-019 y 2019-055 del Secretariado del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB).

Este Informe Nacional fue elaborado con base en la información proporcionada por las Autoridades Nacionales Competentes en materia de bioseguridad. La información fue recopilada por la Secretaría Ejecutiva y revisada por el Grupo de Trabajo “Acción de Fortalecimiento de Capacidad Orientado a la Obtención de Resultados” (GT-AFCOR), integrado por representantes de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la Secretaría de Educación Pública (SEP), la Secretaría de Economía (SE), la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), la Secretaría de Salud (SALUD), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO).

El Cuarto Informe incorpora propuestas en materia de bioseguridad elaboradas por la Secretaría Ejecutiva de la CIBIOGEM, que se presentaron teniendo en cuenta el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019- 2024 elaborado por el Ejecutivo Federal. Los principios y ejes rectores contenidos en el PND orientan las líneas de acción que contribuyen a diseñar estrategias de bioseguridad cuyo principal objetivo es el bienestar general de la población, el respeto a los pueblos originarios, la protección de la diversidad biocultural, la observancia de los derechos humanos, la democracia participativa y el cuidado del ambiente.

Consulta el Cuarto Informe Nacional sobre la Implementación del Protocolo de Cartagena presentado por México aquí 

Secretaría Ejecutiva de la CIBIOGEM

 

Descargar comunicado


 

logo bottom


Fecha: 15 de octubre de 2019.

 

La Secretaría Ejecutiva de la CIBIOGEM (SEj) cambiará de domicilio a partir del miércoles 16 de octubre de 2019. El nuevo domicilio estará ubicado en el edificio sede del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT), en Avenida de los Insurgentes Sur 1582, Séptimo Piso Ala Sur, Colonia Crédito Constructor, Alcaldía Benito Juárez, C. P. 03940, Ciudad de México.

Lo anterior tiene como fundamento y motivos las medidas de austeridad republicana, así como el ahorro de recursos económicos y materiales considerando que la SEj es una unidad administrativa por función del CONACyT, de acuerdo con el artículo 19 fracción V de la Ley de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados. El cambio de domicilio permitirá ahorrar costos y hará más eficientes los procesos administrativos.

El nuevo directorio de la SEj ya se encuentra disponible en el Micrositio de la CIBIOGEM para su consulta.

Secretaría Ejecutiva de la CIBIOGEM

 

Descargar comunicado


 

logo bottom


Fecha: 17 de octubre de 2019.

 

Según los principios en materia de bioseguridad establecidos en el capítulo II de la LBOGM, "todo OGM que esté destinado a ser liberado comercialmente debe ser previamente sometido a pruebas satisfactorias conforme a los estudios de riesgo, la evaluación de riesgos y los reportes de resultados aplicables en la realización de actividades de liberación experimental y de liberación en programa piloto de dichos organismos"; asimismo "deben ser monitoreados los efectos adversos que la liberación de los OGMs pudiera causar a la diversidad biológica, teniendo también en cuenta los posibles riesgos para la salud humana".

En seguimiento a estas disposiciones, es necesario llevar a cabo acciones de detección y monitoreo de OGMs utilizando las técnicas más precisas disponibles. Para la Secretaría Ejecutiva de la CIBIOGEM (SEj) resulta muy importante compartir los resultados de estos monitoreos desde los distintos medios a su alcance con el fin de favorecer las acciones de comunicación y divulgación de la bioseguridad, fomentando y facilitando la concientización, formación y participación del público, en concordancia con el artículo 97 de las Reglas de Operación de la CIBIOGEM. 

En ese sentido, resulta relevante aportar información acerca de las técnicas y procedimientos que permiten monitorear la presencia de OGMs y de productos de las nuevas biotecnologías, misma que el público en general podrá obtener a través de la página de internet y de las redes sociales de la Comisión.

Secretaría Ejecutiva de la CIBIOGEM

 

Descargar comunicado


 

logo bottom


Fecha: 14 de noviembre de 2019.

 

La difusión de la información, el acceso al conocimiento y la participación social contribuyen de manera preponderante al proceso de actualización constante intrínseco a la bioseguridad, así como al desarrollo y uso de las biotecnologías. En este sentido, las plataformas digitales y repositorios pueden constituir un eje transversal para la creación de escenarios de discusión plural. Para ello, resulta fundamental que el tránsito y el acceso a la información ocurran mediante la creación de espacios que, bajo un respeto irrestricto de los derechos humanos y la protección de los bienes comunes, agrupen no sólo el conocimiento científico y técnico riguroso, sino que también se abran a proporcionar información amplia sobre el contexto socioeconómico, ecológico y cultural de nuestro país, por ejemplo, la riqueza biocultural y la plétora de conocimientos tradicionales asociados a ésta.

La Secretaría Ejecutiva de la CIBIOGEM (SEj) reconoce la importancia de la creación de espacios para la divulgación y el intercambio de conocimiento en materia de bioseguridad, además de estar facultada para establecer mecanismos para la participación pública en aspectos de bioseguridad[1], incluyendo el acceso a la información y a la participación de  los sectores privado, social y productivo[2]; reunir y publicar informes y documentos relevantes que resulten de las actividades científicas, académicas, trabajos técnicos o de cualquier otra índole en materia de bioseguridad[3]; elaborar informes detallados de la situación general existente en el país en materia de biotecnología y bioseguridad[4]; establecer un sistema informático para recibir información en materia de bioseguridad y aquella relativa a las actividades con OGMs[5]; publicar las actividades relacionadas con la protección especial del maíz[6], y realizar foros, talleres de divulgación y expresión, y mesas redondas dirigidas  a distintos sectores para abordar temas relacionados con la bioseguridad y biotecnología[7].

 En congruencia con esto, la SEj, a través del micrositio de la CIBIOGEM, desarrolla y actualiza el Sistema Nacional de Información sobre Bioseguridad (SNIB)[8]y el Registro Nacional de Bioseguridad de los OGMS (RNB)[9], ambas plataformas dedicadas a reunir y sintetizar documentos y bases de datos relevantes en materia de bioseguridad y uso y liberación al ambiente de Organismos Genéticamente Modificados. En ese mismo sentido, la SEj se encuentra en un proceso en el que busca facilitar el acceso a la información contenida en el SNIB y el RNB, a través de infografías, mapas, videos y otras herramientas audiovisuales, así como mejorar los mecanismos de participación social, con el propósito de propiciar que los usuarios del micrositio tengan una mayor comprensión de los temas y que se involucren en mayor grado en los procesos de toma de decisiones en materia de bioseguridad.

Secretaría Ejecutiva de la CIBIOGEM

 

[1] Artículo 97, fracción II de las Reglas de Operación de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados.

[2] Artículo 2, fracción XIV de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados.

[3] Artículo 108, párrafo segundo de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados.

[4] Artículo 53 del Reglamento de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados.

[5] Artículo 52, párrafo primero del Reglamento de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados.

[6] Artículo 73 del Reglamento de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados.

[7]  Artículo 97, fracción IV de las Reglas de Operación de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados.

[8] Artículos 50, 51 y 52 del Reglamento de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados, y artículo 9, fracción V del Reglamento de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados.

[9] Artículos 55 y 56 del Reglamento de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados, y artículo 9, fracción VI del del Reglamento de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados.

 

Descargar comunicado


 

logo bottom


Fecha: 18 de octubre de 2019.

 

El uso de Organismos Genéticamente Modificados (OGMs) conlleva la potencial aparición de efectos adversos en la diversidad biológica y en los sistemas sociales que dependen de ella. Una adecuada evaluación de las consideraciones socioeconómicas permitirá conocer y prevenir las posibles repercusiones sociales, económicas, culturales y ambientales derivadas del uso de los OGMs. La integración de los aspectos sociales y económicos dentro de los procesos de bioseguridad contribuye a tomar decisiones éticas que sean, ante todo, responsables y respetuosas de los derechos humanos y el ambiente.

Las consideraciones socioeconómicas en el ámbito de la bioseguridad tienen fundamento en artículo 26 del Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología, y en los artículos 9, fracción XVII; 28; 64 y 108 de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados (LBOGM).

La inclusión de las consideraciones sociales y económicas en la regulación en materia de bioseguridad ha sido debatida a nivel nacional e internacional. Aún no existe una postura consensuada sobre qué son las consideraciones socioeconómicas, cómo deben ser incluidas y bajo qué lineamientos metodológicos. Sin embargo, sí es posible presentar temas que, de manera general y no exhaustiva, integran aspectos sociales y económicos relacionados con el uso de OGMs. Éstos se muestran a continuación:

  • Aspectos culturales.
  • Aspectos éticos (derechos de los consumidores, enfoque de precaución, justicia social, participación ciudadana, responsabilidad).
  • Conocimientos tradicionales asociados a la conservación de la biodiversidad.
  • Amenazas a cultivos tradicionales.
  • Análisis costo-beneficio.
  • Generación y pérdida de empleos.
  • Impactos sobre poblaciones vulnerables.
  • Efectos en la salud de la población.
  • Valor y uso de la biodiversidad.
  • Seguridad alimentaria.
  • Análisis integral del fenómeno de migración.
  • Exclusión y marginación social.

La actual administración de la Secretaría Ejecutiva de la CIBIOGEM busca resaltar la relevancia de las consideraciones socioeconómicas en la formulación de políticas públicas en materia de bioseguridad, en los sistemas de información sobre bioseguridad, en el fomento a la investigación, así como en la toma de decisiones en la materia. Esto forma parte de la construcción de una bioseguridad integral para el bienestar.

Secretaría Ejecutiva de la CIBIOGEM

 

Descargar comunicado


 

logo bottom


Fecha: 28 de noviembre de 2019.

 

El pasado viernes 22 de noviembre de 2019, se llevó a cabo en el auditorio Eugenio Méndez Docurro del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), la mesa de diálogo "Soberanía, Autosuficiencia y Seguridad Alimentaria" dentro del Primer Ciclo de Conferencias y Mesas de Diálogo en el marco del Foro "Bioseguridad integral para el Bienestar", que es organizado por la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados (CIBIOGEM).

La mesa contó con la participación del Dr. Antonio Turrent Fernández, Investigador del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias; del Mtro. Felipe Barrera Aguirre, Campesino y chinampero del Colectivo Chinampayolo; y de la C.P. Mariel Zamora Nava, Directora General de Zonas Tropicales de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), quien acudió en representación del Ing. Víctor Suárez Carrera, Subsecretario de Alimentación y Competitividad de la SADER.

El Dr. Alejandro Espinosa Calderón, encargado de Despacho de la Secretaría Ejecutiva de la CIBIOGEM, dio la bienvenida a los asistentes mencionando que el objetivo del Foro es fomentar un diálogo abierto que contribuya a las políticas del país bajo una perspectiva integral de la bioseguridad.

El Dr. Turrent abrió la mesa señalando que a pesar del alto potencial productivo del país, sobre en todo en maíz, la producción de granos básicos ha ido a la baja, debido al poco apoyo que ha tenido la agricultura de México en los últimos años.  El investigador explicó que para alcanzar la seguridad alimentaria en el siglo XXI, el potencial agrícola de la nación debe ser impulsado teniendo en consideración la degradación a la que se han sometido los recursos naturales, el incremento de la población, la composición dicotómica del sector productivo en empresarial y campesino, y el desarrollo de estrategias contra el Cambio Climático. El Dr. Turrent abordó particularmente la temática en torno al cultivo del maíz y su investigación, destacando cuatro cuestiones: el potencial productivo y las acciones para aumentarlo; una tecnología sustentable para la agricultura campesina de ladera, llamada Milpa Intercalada con Árboles Frutales (MIAF), que es compatible con la agricultura tradicional y permite la conservación del suelo; que se han encontrado alelos de tolerancia a la sequía intensa y a temperaturas extremas dentro de las razas nativas; y que se cuenta con investigaciones sobre la perennidad del maíz mediante cruzamientos con sus parientes silvestres. Todas ellas, indicó el ponente, son estrategias que en su conjunto deben ser impulsadas para fortalecer la seguridad alimentaria de México.

Posteriormente, el Mtro. Felipe Barrera explicó ampliamente la experiencia de la que ha sido partícipe dentro del Colectivo Chinampayolo, mismo que ha desarrollado un extenso trabajo de agricultura campesina en la zona chinampera de Xochimilco. El Mtro. Barrera indicó que ha realizado trabajo conjunto con instituciones académicas y gubernamentales bajo un esquema de diálogo de saberes, el cual integra conocimientos y técnicas ancestrales con conocimiento científico.  De esta manera, el Colectivo del que forma parte ha constituido un laboratorio campesino en el que se realizan mediciones y evaluaciones de la vida del ecosistema. El ponente destacó la relevancia que tiene el poder consumir alimentos sanos como un acto de dignidad humana, y concluyó mencionando que la agricultura campesina conlleva prácticas de conservación y biorremediación vinculados con valores comunitarios, culturales y de identidad hacia el lugar y la tierra a la que se pertenece.

Por su parte, la C.P. Mariel Zamora Nava abordó los programas y estrategias que se están impulsando desde la SADER para fomentar la autosuficiencia alimentaria en productos básicos de México. Al respecto, la funcionaria destacó que esa Secretaría ha constituido cinco programas prioritarios, estos son: Fertilizantes, Crédito Ganadero, Producción para el Bienestar, Precios de Garantía a Productos Alimentarios Básicos y Canasta Básica.  La ponente mencionó que con el propósito de alcanzar la autosuficiencia alimentaria se requiere incluir en las políticas públicas del campo a los productores de pequeña y mediana escala, impulsar el desarrollo local, fomentar la coordinación interinstitucional y transitar a sistemas agroecológicos sin el uso de semillas transgénicas, debido a que éstas son utilizadas como parte de un paquete tecnológico que incluye el uso de herbicidas altamente tóxicos, principalmente el glifosato.

Los análisis y reflexiones vertidos en esta mesa de diálogo fueron enriquecedores y resultan indispensables para profundizar en estrategias de bioseguridad que puedan contribuir a uno de los grandes retos de nuestro país y de la humanidad: lograr la seguridad, la autosuficiencia y la soberanía alimentarias a través de sistemas agrícolas sustentables.

Secretaría Ejecutiva de la CIBIOGEM

Descargar comunicado

 

foro_mesa3


 

logo bottom


Fecha: 11 de novitembre de 2019.

 

mesa 1 bioseguridad integral ponentes

El pasado viernes 8 de noviembre de 2019 dio inicio, en el auditorio Eugenio Méndez Docurro del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), el Primer Ciclo de Conferencias y Mesas de Diálogo en el marco del Foro "Bioseguridad integral para el Bienestar", organizado por la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados (CIBIOGEM). El ciclo fue inaugurado con la mesa de diálogo "Filosofía y Bioseguridad: ética, epistemología y ontología" y contó con la participación del Dr. Jorge Linares Salgado, Director de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México; el Dr. José Antonio Sánchez Barroso, Catedrático por oposición de Derecho Civil en la UNAM; y el Dr. Ambrosio Velasco Gómez, Investigador Titular C del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM.

La Bióloga Erica Hagman Aguilar, Directora de Información y Fomento a la Investigación de la Secretaría Ejecutiva de la CIBIOGEM, inauguró el ciclo de mesas con un mensaje de bienvenida expresando que el objetivo del foro es fomentar un espacio de retroalimentación para la formulación de políticas de bioseguridad bajo una visión integral, inter y transdisciplinaria y en concordancia con los derechos humanos y con la protección de la riqueza biocultural de nuestro país. La Directora recordó que las políticas de bioseguridad en México encuentran su fundamento en instrumentos nacionales como la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados, así como en instrumentos internacionales como el Convenio sobre la Diversidad Biológica y el Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología. De estos instrumentos destacó los siguientes principios como esenciales para las políticas de bioseguridad: el reconocimiento del valor intrínseco de la diversidad biológica, especialmente en aquellos lugares que son Centro de Origen y Diversificación, como lo es México para una gran variedad de especies vegetales; la adopción de medidas eficaces bajo el principio de precaución con la finalidad de evitar o reducir la pérdida de la biodiversidad y los riesgos a la salud humana; aumentar el saber científico mediante el intercambio de conocimientos científicos y tecnológicos que contribuyan a satisfacer las necesidades humanas de las generaciones actuales y futuras sin comprometer la diversidad biológica y la salud ambiental; la integración de los conocimientos de los pueblos indígenas en un diálogo plural y respetuoso; y el acceso a la información sobre todas las actividades y posibles efectos de la biotecnología en la sociedad. Finalmente, señaló que estos principios son coherentes con lo establecido en el Plan Nacional de Desarrollo que tiene como objetivo central el bienestar de la población.

El Dr. Jorge Linares dio inicio a la mesa planteando que las biotecnologías tienen un carácter controversial por sus efectos sociales en el mediano y largo plazo, y porque en su desarrollo y aplicación intervienen intereses de diferentes grupos sociales. Mencionó que la biotecnología moderna ha dado lugar a Organismos Genéticamente Modificados (OGMs), a los que aludió como bioartefactos, con fines técnico-comerciales que ponen en riesgo la preservación de los cultivos tradicionales con un alto valor alimentario y cultural para el país. Mencionó que estos bioartefactos han logrado su expansión principalmente en Estados Unidos, en forma de monocultivos industrializados y bajo regímenes de protección intelectual. Ante ello, el Dr. Linares propuso como estrategias de bioseguridad impulsar en el país una política integral que incluya aspectos científicos, técnicos y agroecológicos orientados a la preservación de la biodiversidad; fomentar la investigación de los efectos adversos y difíciles de controlar que pudieran tener lugar en el largo plazo; y promover la investigación y el uso de desarrollos biotecnológicos no transgénicos que sean sustentables y que contribuyan al incremento de la productividad. Más adelante, el ponente subrayó que constituye una falacia señalar que la regulación y las decisiones en torno a los OGMs únicamente son de competencia de los científicos, ya que se trata de un tema con un amplio interés social. El Dr. Linares concluyó diciendo que es necesario que el país haga una revisión de las leyes de bioseguridad, a fin de que éstas sean más claras y precisas para cumplir con el fin de preservar la biodiversidad, sobre todo de los cultivos tradicionales con gran valor agroalimentario y cultural.

A continuación, el Dr. Sánchez Barroso explicó que después del fin de la Segunda Guerra Mundial se hizo evidente el dominio que el hombre es capaz de ejercer sobre la naturaleza. A partir de entonces, indicó el investigador, los conceptos libertad y desarrollo sustituyeron al de naturaleza y fueron utilizados para justificar y legitimar cualquier práctica humana bajo dos razones: 1) la suficiencia de contar con los medios para actuar y 2) otorgar el máximo beneficio a costa de unos pocos. El Dr. Barroso apeló a los Juicios de Núremberg para advertir lo erróneo que ha sido este pensamiento y manifestó la importancia de redefinir los conceptos de naturaleza, libertad y desarrollo. Después, señaló que, a diferencia de otros seres vivos, el ser humano tiene el poder de transformar su entorno, pero también a sí mismo, lo que representa diversos problemas éticos y jurídicos. Así que sugirió cuestionarse si es suficiente aceptar el argumento del beneficio productivo para admitir la modificación de los organismos vivos, y cuál es la capacidad de la ética y del derecho para que, efectivamente, los beneficios de los desarrollos tecnológicos lleguen a la humanidad. Para finalizar, el ponente apeló a la idea kantiana del hombre como fin y como medio, con el objeto de cuestionar si la biodiversidad puede ser usada únicamente como medio y, por tanto, ser arbitrariamente modificada a la libertad del hombre; o si por el contrario, la biodiversidad es un fin cuya intervención implica, además, una modificación cultural. Ante los desarrollos tecnológicos de nuestros tiempos, como son los biotecnológicos, la ética, señaló el investigador, aborda preguntas como estas y ofrece posibles respuestas para la reflexión.

Finalmente, el Dr. Ambrosio Velasco argumentó sobre el amplio valor de los conocimientos tradicionales y propuso el concepto de equidad epistémica con la intención de plantear la legitimidad de un diálogo entre el saber tradicional y el científico. Para ello, comenzó exponiendo el marco histórico que permite comprender el menosprecio que padecen en la actualidad los conocimientos tradicionales de los pueblos indígenas. Primero, explicó que la Modernidad es un proyecto europeo caracterizado por una homogenización cultural y política, en el que la ciencia y la tecnología han adquirido un papel preponderante como fundamento para el dominio de la naturaleza y del mundo político. El investigador señaló que la radicalización del proyecto de la Modernidad respecto a la ciencia y a la tecnología, se hizo patente después de la Segunda Guerra Mundial con el otorgamiento de una absoluta libertad a la actividad científica y precisó que, en la actualidad, son las innovaciones con valor económico las que han adquirido mayor preponderancia. El investigador comentó que este contexto histórico ha derivado en la desestimación del valor epistémico de los conocimientos tradicionales, toda vez que éstos han estado al margen del proyecto de la Modernidad, no obstante, han sido objeto de la apropiación empresarial a través de prácticas de biopiratería debido a su gran potencial para solucionar problemas relacionados con la alimentación y la salud. Ante esta situación, el Dr. Velasco advirtió sobre la urgencia de proteger los saberes tradicionales y propuso ponerlos en una situación de equidad epistémica, mas no de igualdad, respecto del saber científico, con el fin de fomentar un diálogo orientado a atender problemas concretos para la bioseguridad del país.

La mesa de diálogo contó con una amplia participación del público y presentó numerosas reflexiones y propuestas desde la filosofía que, sin duda, son sumamente valiosas en la redefinición del marco regulatorio y en la propuesta de enfoques científicos y humanísticos para la consecución de una visión integral de las políticas de bioseguridad.

  

Secretaría Ejecutiva de la CIBIOGEM

 

Descargar comunicado

mesa 1 bioseguridad integral side view


 

logo bottom


Fecha: 28 de noviembre de 2019.

 

Durante la Primera Sesión Ordinaria 2019 de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados (Cibiogem) celebrada el pasado 12 de diciembre en las instalaciones del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el Dr. Jorge Alcocer Varela, titular de la Secretaría de Salud, tomó posesión de la Presidencia de la Cibiogem ante los integrantes del Pleno. El nuevo Presidente permanecerá en el cargo hasta el 31 de diciembre de 2020. El Dr. Alcocer extendió el siguiente mensaje con el que inauguró su periodo:

Muy buenos días, muchas gracias. Gusto en saludarlas y en saludarlos.

La Cibiogem es la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados.

Esa es nuestra tarea, nuestra obligación como funcionarios de la Cuarta Transformación en México.

Es un honor y a la vez una gran responsabilidad para la Secretaría de Salud presidir por los dos años siguientes esta labor de vigilar nuestra seguridad biológica, que no se parta como fruta muerta, cuidando a quién o a quiénes enarbolan un hacha para destruir nuestra entraña vital.

Tengan la seguridad de que cumpliremos con este encargo.

Avalo la expresión de hace unos minutos, producto del gran interés de tener siempre validez de las resoluciones que aquí se acuerdan. Enhorabuena.

Explico que la transversalidad de nuestras acciones es y será el eje de nuestro trabajo.

El espacio de transición ya acabó.

Hoy nos toca consolidar. Esta Comisión lo logrará con el empeño de todos nosotros.

Muchas gracias y es un honor para mí estar al frente de la Cibiogem.

Con este mensaje el Dr. Alcocer hizo público su compromiso por la bioseguridad de México, resaltando el contexto de transformación actual de nuestro país. Dentro de las funciones del ahora Presidente de la Cibiogem se encuentran propiciar la colaboración de las dependencias que integran a la Comisión, informar al Presidente de la República de los acuerdos de la Cibiogem y tratar con el Secretario Ejecutivo los temas a abordar durante las sesiones que celebre la Cibiogem. Todas ellas, tareas esenciales para el cumplimiento de los objetivos de la Comisión y que, además, junto con el trabajo y dedicación del Dr. Alcocer, serán fundamentales para contribuir al bienestar de la población en el ámbito de la bioseguridad.

Secretaría Ejecutiva de la CIBIOGEM

Descargar comunicado

  IMG 0556


 

logo bottom